Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Diciembre - 2019
L M X J V S D
01
02 03 04 05 06 0708
09 10 11 12 13 1415
16 17 18 19 20 2122
23 24 25 26 27 2829
30 31
Enero - 2020
L M X J V S D
01 02 03 0405
06 07 08 09 10 1112
13 14 15 16 17 1819
20 21 22 23 24 2526
27 28 29 30 31
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
7.00€ Det++
 
 
 Ejemplo perfecto de literatura pulp de masas de la primera mitad de siglo

Seabury Quinn - "La Novia del Diablo"

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2006-11-13
 
El bueno de Jules de Grandin siempre está en el lugar oportuno. En esta ocasión asiste a la boda de la Srta. Hume, cuya familia tiene como tradición desposarse portando un extraño cinturón relacionado con el resurgir de cultos a temibles dioses que la reclaman como concubina del Anticristo.
 

"La Novia del Diablo" escrito por Seabury Quinn en la editorial de Pulp Ediciones (ISBN: 84-95741-22-9) con 240 páginas.
Desde Estados Unidos y presentado en 1940 se encuadra en el género Terror
Enlace Relacionado: Weird Tales
Valoración: 3.5 sobre 10

      Es preciso situarnos en el lugar y momento del autor; Quinn trabajó como periodista y escritor de relatos, la mayor parte de terror. Los enviaba a las revistas pulp de la época, como la famosa "Weird Tales", que entre 1923 y 1952 le publicó 159 cuentos -92 de ellos protagonizados por Jules de Grandin-, convirtiéndose así Seabury Quinn en el autor más popular de la publicación.

Habiendo leído el acertado recopilatorio "Los vigilantes del más allá", cuyo responsable si mal no recuerdo es el omnipresente Jesús Palacios, lo cierto es que la aportación de Quinn con su detective francés palidecía al lado de dos pesos pesados: Carnacki y John Silence, de Hodgson y Blackwood respectivamente. Pero, qué diablos, no estaba mal. Entretenido y digno. Pero, amigos, cuando te pagan a penique por palabra y tienes un público entregado de antemano las cosas cambian. Lo mejor que pudo hacer Quinn velando por su bolsillo fue la peor elección a nivel literario.

Seabury Quinn - "La Novia del Diablo""La novia del Diablo" es un descabellado pastiche sin pies ni cabeza, con personajes desdibujados como el narrador-protagonista o bien demasiado destacados. Es el caso de Jules de Grandin, recurrente detective de lo paranormal en la obra de Quinn; lo que antes podía pasar como un simpático y exótico detective francés es ahora un sabelotodo excéntrico que apenas permite aportar algo a ningún otro personaje. Para rematar, las coletillas en su idioma nativo acaban exasperando y lastrando una narración que ya de por sí invita a la hilaridad, sin lograr transmitir la menor inquietud.

Es cierto que hay que valorar la situación ideológica, geográfica, social, política… a la hora de criticar aspectos de según qué escritos, pero es que el imperialismo atroz defendido y alabado por la novela no puede pasar desapercibido. Sí, amigos, todos los “malos” son rusos, orientales, africanos… y encontramos al distinguido militar inglés y al intrépido francés , Hiji y Renuard, velando por los cívicos y honrados intereses de Gran Bretaña y La France en África. Por su puesto a costa de masacrar diabólicos hombres leopardo y prometer la restauración de las chozas de los pocos negritos honrados afectados.

Otro de los numerosos descréditos de la novela es la profusión de escenas con hembras a punto de ser sacrificadas por los malvados sicarios de Satán, Baphomet y nosecuantos dioses malignos, todos demandando sangre y pechos al unísono. La futura novia de Satanás está a puntito de ser mancillada varias veces si no llega a ser por las oportunas aparición de De Grandín y sus secuaces en el último momento. Las que no tuvieron esa suerte fueron otras féminas secundarias, violadas y mutiladas con saña. Esto no debería extrañarnos, pues aunque esta publicación fuese pionera en muchos aspectos y cobijase autores de innegable talento, no hay más que echar un vistazo a alguna de sus portadas. ¿Literatura para freaks? No hay duda de que el autor lo daba todo por su público.

En definitiva, un pastiche aventurero-terrorífico con tintes de porno ultralight que hace honor a su condición de literatura pulp -demasiado, diría yo- y que precisamente ahí radica su único valor: el de ser un fiel reflejo de lo que realmente se demandaba aquella época por los muchachos yankees. Bueno, al menos leían.

Libro Comentado por: Sepulcravo  {MN}

Información Relativa al Artículo
Géneros: Terror
Nacionalidades: Estados Unidos

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú Libros } { Menú de Reseñas Literatura }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }