Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Noviembre - 2019
L M X J V S D
01 0203
04 05 06 07 08 0910
11 12 13 14 15 1617
18 19 20 21 22 2324
25 26 27 28 29 30
Diciembre - 2019
L M X J V S D
01
02 03 04 05 06 0708
09 10 11 12 13 1415
16 17 18 19 20 2122
23 24 25 26 27 2829
30 31
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
17.00€ Det++
 
 
 Los relatos de vampiros más seductores.

Jacobo Siruela (Ed.) - "Vampiros"

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2014-11-03
 
De la mano de Jacobo Siruela recorremos unas páginas que nos muestran la figura del vampiro a través de la literatura contemporánea. Aquí hallarás los mejores y más espeluznantes relatos de vampiros.
 

"Vampiros" escrito por Jacobo Siruela en la editorial de Atalanta (ISBN: 978-84-937784-0-8) con 489 páginas.
Desde España y presentado en 2010 se encuadra en el género Terror
Enlace Relacionado: Atalanta
Valoración: 9.5 sobre 10

      La figura del vampiro pertenece al imaginario universal, casi como un arquetipo jungiano que esté vinculado al ser humano desde el principio de nuestra existencia. La primera referencia documentada nos lleva a China cuando Tszé Chan habla de esta figura aproximadamente en el 600 a.C.; también lo encontramos en las tablillas mesopotámicas y, como no, la Lilith de la tradición hebrea sería una vampira primigenia. De ahí hay un solo paso al mundo griego y de allí el enraizamiento con la cultura occidental. No obstante, el término “vampiro” como tal es de reciente cuño, lo hallamos en Alemania en el siglo XVIII.

Jacobo Siruela (Ed.) - "Vampiros"De esta manera, introduciéndonos a los orígenes de la figura del vampiro, Jacobo Siruela comienza el prólogo de esta magnífica antología sobre la literatura vampírica, tercera que este magnífico editor y ensayista ha realizado en su trayectoria literaria.

La elección de los relatos es magnífica y se centra en los relatos contemporáneos en los que aparece la figura del vampiro contemporáneo, una figura que no siempre se ciñe a los cánones del famoso "Drácula" de Stoker sino que presenta características diversas pero siempre con la intención de robar el alma de sus víctimas ya sea a través de la sangre como elemento físico o de su energía vital como elemento espiritual. La antología recorre un período que da comienzo en 1800 con la publicación de “No despertéis a los muertos” de Johann Ludwig Tieck y se cierra en 1975, año en que se publica “Páginas del diario de una joven” de Robert Aickman.

Para un historiador del Arte que cuenta, entre sus especialidades, con el estudio del arquetipo de lo siniestro, esta antología viene a narrar toda una serie de historias que implícitamente se muestran a través de las obras de arte y que las contextualizan y complementan, muchos de ellos acertadamente reproducidos al comienzo de los capítulos. Sirven pues a quien escribe a sustentar de manera literaria una de las figuraciones canónicas de la entidad siniestra.

Por una parte tenemos la conformación de la figura del vampiro a lo largo y ancho del siglo XIX, es ese vampiro de aureola romántica genialmente retratado por gigantes como E.T.A. hoffmann, Edgar Allan Poe, Théophile Gautier o Charles Baudelaire y que culmina con la configuración canónica del mito en el "Drácula" de Bram Stoker. Aunque Jacobo Siruela en anteriores ocasiones reprodujo en las antologías antes mencionadas tres capítulos de esta novela, esta vez ha decidido incluir un relato de Stoker menos conocido: “El invitado de Drácula”, escrito de forma coetánea a la de su novela canónica.

El libro nos lleva también por la senda de la literatura contemporánea y vemos cómo el mito empieza a fluctuar y a cubrirse de una aureola diferente en los relatos del siglo XX. De éstos quiero mencionar por una parte “El almohadón de pluma” de Horacio Quiroga, un relato que me marcó muchos años atrás, y otros que descubro en esta edición como “la nieve que arrastra el viento” de August Derleth –a quien conozco por ser discípulo de Lovecraft-, así como el fantástico “Bebe mi sangre” de Richard Matheson.

Con esta lectura he logrado aproximarme a la figura literaria del vampiro que, al igual que sucede en el Arte, es una figura poliédrica, llena de matices y de carácter y que representa de alguna manera un lado oculto –a veces una aspiración- que todos tenemos.

Sin lugar a dudas, todo aquel lector avezado que quiera sumergirse en el mundo del vampiro contemporáneo tiene en esta antología un lugar donde satisfacer su curiosidad y degustar una magnífica literatura.

Artículos Relacionados:
Artículos que también podrían interesarte:
Libro Comentado por: Pedro Ortega  {MN}

Información Relativa al Artículo
Escritores: Jacobo Siruela
Editoriales: Atalanta
Géneros: Terror
Nacionalidades: España

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú Libros } { Menú de Reseñas Literatura }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }