Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Diciembre - 2019
L M X J V S D
01
02 03 04 05 06 0708
09 10 11 12 13 1415
16 17 18 19 20 2122
23 24 25 26 27 2829
30 31
Enero - 2020
L M X J V S D
01 02 03 0405
06 07 08 09 10 1112
13 14 15 16 17 1819
20 21 22 23 24 2526
27 28 29 30 31
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
7.00€ Det++
 
 
 Otra muesca en la empuñadura

Mono-Amine - "Industrial Thought Patterns"

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2008-11-03
 
Estilos como Tecno Industrial, Hardbreak, Noisecore o Acidtechno se funden en una sóla y confusa idea que da forma al debut de Mono-Amine.
 

"Industrial Thought Patterns" es un trabajo de Mono-Amine editado en Vendetta Music (Ref: VM0011) en Agosto de 2008.
Interpretado por Joost G como compositor desde Holanda y navega entre los estilos Electro Industrial & Noise & Hardbreak & Acidtechno y tiene una duración de 69,06 minutos.
Enlaces Relacionados: Mono-Amine & Mono-Amine MySpace & Vendetta Music
Valoración: 7 sobre 10

      "Industrial Thought Patterns" (‘Patrones para el pensamiento industrial’, título más que acertado) supone el primer lanzamiento de Mono-Amine en el pujante sello Vendetta Music. El disco se compone de ocho temas repletos de ritmos mesmerizantes, distorsiones y pistas combinadas con el original y fresco punto de vista de Joost G, conocido DJ de Holanda, con más de diez años de experiencia en dicho terreno, que ha sabido mantenerse al pie del cañón en fiestas y asociaciones gracias a su pasión y eclecticismo no sólo musical, sino también ideológico.
Mono-Amine - "Industrial Thought Patterns"
Bajo el alter ego de Mono-Amine, el artista neerlandés realiza numerosas actuaciones uniendo distintos estilos entre el Hardbreak y el Tecno Industrial, jactándose de haber creado su propio estilo musical: oscuro, distorsionado, desencajado. Su fórmula se inspira no sólo en términos ambivalentes y de solidez más que engañosa como el Noisecore o el Acidtechno, sino que intenta ir más allá y predicar acerca del mundo que nos rodea aportando una visión crítica a partir de la construcción de sus mismos temas. Así, Mono-Amine ha publicado en sellos independientes (diríamos que “unidependientes”, si nos atenemos a la precariedad de sus presupuestos y al origen de los mismos) tales como Neurotrope Records, DarkforceNL Records, TDK Records y KXstart.

Con referencias como éstas, Mono-Amine sólo nos podía ofrecer, en esta entrega, alguna que otra prudente dosis de ruido inteligentemente discriminado, loops metódicamente administrados, distorsión urgente para urbanitas urgentes, todo un catálogo reciente de ritmos desenfrenados y muros de sonidos apelmazados sobre tambaleantes cimientos de hormigón armado, vigas y maderámenes que amenazan con derrumbar sobre nuestras ensordecidas cabezas sus estructuras, tal vez medianamente diseñadas, como dejadas al son del disc-jockey, (término este en desuso, lo sabemos, pero qué hermoso recurrir a lo antañón, y qué hermoso el constatar lo rápido que pasan los años, lo rápido que todo se ha acelerado, qué contundente demostración de lo efímero, el tempus fugit se fuga de nuestro criterio estético, ¿qué es ya moderno?) ¿Es ya moderno Mono-Amine? Sus vestimentas, los telares y el ornato que recubren su obra concurren desde lo preconcebido, samples consensuados, plug-ins preconfigurados, prudencia, amigo (…), prudencia que la noche es breve, pero aquí acontece la paradoja, cierta inestabilidad desasosegante, una sintomática tendencia a la improvisación, toda una certificación de la enfermedad imperante, vayamos deprisa, que nos pillan los años… Mono-Amine es más un testimonio que un testigo, testimonio de los reflejos desfigurados de un incipiente siglo del vértigo, o de la vertiginosidad, si me permiten tal expresión; concurrimos nosotros, el público, a un espectáculo justificado sólo a través de la novedad, el estreno, o mejor dicho, el re-estreno, la revisitación acelerada, como si la cinta se gastara y cada vez fuera más corta, más evidente, fugaz y precipitada. Un Fast-Forward que se emplea ya en demasiadas ocasiones, pero que nos hipnotiza, nos hiberna en el estado propio del espectador de este siglo XXI.

Mono-Amine supone otra muesca en la empuñadura, otro testimonio de la locura febril en la que estamos sumidos, desconocedores de nuestra propia pérdida de identidad. Su música es música a duras penas; se desliza como maquinaria regurgitada por algún Prometeo desdibujado, algún dios de tres al cuarto que pudiese juguetear con los aparatos. Esa máquina viva nos aplasta la cabeza, desencaja nuestros tímpanos entumeciendo los músculos y arrancándonos los minúsculos huesos. Y, sin embargo, es todo tan confuso, tan extraño, tan difícil, que sólo nos está permitido ahogarnos en el placer sin concesiones.

Artículos que también podrían interesarte:Trabajo Comentado por: Davo 

Información Relativa al Artículo
Sellos: Vendetta Music
Estilos: Electro Industrial & Noise & Hardbreak & Acidtechno
Nacionalidades: Holanda

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú CDs } { Menú de Reseñas Musica }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }