Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Abril - 2020
L M X J V S D
01 02 03 0405
06 07 08 09 10 1112
13 14 15 16 17 1819
20 21 22 23 24 2526
27 28 29 30
Mayo - 2020
L M X J V S D
01 0203
04 05 06 07 08 0910
11 12 13 14 15 1617
18 19 20 21 22 2324
25 26 27 28 29 3031
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
12.00€ Det++
 
 
 Pausado e introspectivo ejercicio de neofolk

Sonne Hagal - "Jordansfrost"

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2008-07-21
 
Segundo larga duración de la banda germana, que consolida a golpe de brillante neofolk su lugar entre los mejores, apoyados por una lujosa pléyade de músicos colaboradores y un ideal de conexión con lo natural casi druídico, alejado de las formalidades épico-marciales y del sampleo agresivo.
 

"Jordansfrost" es un trabajo de Sonne Hagal editado en Luftschutz & Einsatzleitung (Ref: Luftschutz 011) en 2008.
Interpretado por Oliver como cantante & diversos colaboradores con multitud de instrumentos (mandolina, violin, glockenspiel, hurdy gurdy, melodica, acordeón, flautas.. desde Alemania y se centra en el estilo Neofolk y tiene una duración de 47,42 minutos.
Enlace Relacionado: Sonne Hagal
Valoración: 8.5 sobre 10

      Cuando uno se aproxima a Sonne Hagal e indaga más allá de su sonido, no sin cierta dificultad dado el críptico carácter de sus componentes, pronto descubre varias capas subyacentes a la música folk que practican, intimista, cálida y oscura. No disimulan en sus (pocas) entrevistas su total interés por las runas, paganismo y mitología nórdica, así como por la artesanía y otras disciplinas artísticas más tradicionales. De este interés están imbuidas todas las canciones que conforman "Jordansfrost".

Con su primera banda, en palabras de Oliver el cantante y cabeza visible de este proyecto (que suele agrupar a diversos músicos colaboradores e instrumentos en cada canción), expresaban sus pensamientos más oscuros de un modo radical, áspero, con un envoltorio agresivo. Con Sonne Hagal el acto catártico de componer canciones ha sufrido un proceso de depuración, de sublimación desde las pausadas melodías que inundan nuestros oídos de paganismo y Naturaleza cruda, hasta el propio nombre del grupo.

"Sonne" es el Sol, el dador de luz y vida, pero también son los buenos espíritus que equilibran el aspecto siniestro y oscuro, "Hagal", que también es caos, fuerza destructora, otorgándole al conjunto un matiz dual y cíclico de renacimiento y muerte.

Sonne Hagal - "Jordansfrost" Los orígenes del grupo se remontan a los años 90, sus miembros fundadores procedían de bandas de un amplio espectro estilístico que abarcaba desde el hardcore y grindcore sin concesión alguna al virtuosismo, hasta el punk y el avant-garde. Poco a poco se fueron consolidando cuando al cantante/guitarrista y al teclista (fundadores ambos) se les unieron violinista y bajista, moldeando el sonido que podemos escuchar ahora, con un marcado caracter espiritual, por encima de los aspectos estricta y meramente musicales. Sol Invictus y Death in June son las dos reconocidas y principales fuentes de influencia, al menos en ese momento inicial en el que abrazaron el género dark folk, si bien ambas bandas no fueron del total agrado de los componentes de Sonne Hagal en sus primeras escuchas, acabaron quedando rendidos al sonido de los dos maestros. Posteriormente han sabido desmarcarse y crear un sonido propio, sin parecer una imitación de los grupos bandera, cosa que a otros miembros de la progenie dark folk como Of the Wand and the Moon aún no les ha ocurrido del todo, ya que en nuestra cabeza siempre reverberan ecos de Death in June cuando estamos escuchando a Kim Larsen, por citar un ejemplo.

En su haber tienen varios 7", 10", 12"/EPs, splits y un único LP ("Helfahrt"), siendo "Jordansfrost" sin duda alguna su consagración, estatus que ya acariciaban tras haber aparecido en importantes recopilatorios como "Looking For Europe" o "Forseti Lebt!" junto con los grandes del género.

Sonne Hagal - "Jordansfrost" Los temas que obsesionan a Oliver y los demás músicos del proyecto, versan sobre las citadas runas, símbolos de poder con los que incluso decoran sus discos, y sobre todo una vuelta a la Naturaleza que nos recuerda a la conexión que tenían con ella infinidad de pueblos prerromanos y precristianos, diametralmente opuesta a la tan lisérgica como vacua visión sesentera y new age de lo natural, en la que básicamente una mano señala el cielo y el las hordas de ignorantes tan sólo miran absortos el dedo. Sonne Hagal nos trae esa Naturaleza cruda, feral y mística que merecía veneración, temor y respeto a los ancestros de nuestros ancestros.

Las palabras (extraídas de una entrevista) de Oliver al respecto nos hacen reflexionar a un nivel más profundo:
"Vivimos en un mundo que ha perdido su espiritualidad. ¿Cuánta gente hace años que no toca un árbol? ¿Cuántas personas no han sentido desde hace años el suelo bajo sus pies desnudos?"

Los 12 cortes que conforman "Jordansfrost" están cantados en inglés y alemán y los instrumentos empleados variarán desde una casi omnipresente guitarra acústica, siguiendo por teclados, violines, melodica (una especie de acordeón alargado), flautas, acordeones e incluso el medieval hurdy gurdy (que ya empleaban The Moon Lay Hidden Beneath a Cloud en algunos de sus temas) por citar unos pocos. Aparte de la amplísima gama instrumental de la que hace gala el trabajo, también tendremos variedad en cuanto a músicos invitados, ya que hasta en 10 de las canciones tendremos algún colaborador de renombre (In Gowan Ring, Lux Interna, Unto Ashes y otros que enseguida veremos).
Los temas tienen una cadencia similar, pausada, con la voz y guitarra predominantes, pero son facilmente distinguibles y tienen su propio encanto. Un aspecto digno de mencionar es que las sucesivas escuchas del trabajo nos permitirán descubrir matices más y más ricos de la música de Sonne Hagal, de modo que el disco casi parece mejorar con el paso del tiempo. Entre los cortes más destacables:

'Vengeance' es un canto bélico tocado como una tranquila balada, sin apenas arreglo alguno, tremendamente eficaz y profundo en su desnudez formal.

'Hidden Flame' contiene todos los ingredientes para convertirse en un clásico del grupo en los años venideros. Todo un acierto el recurso de las trompetas, que nos traerá a la memoria los mejores temas de Douglas P. y compañía, pero con distancia y personalidad propias.

En 'Ragnaroek' tenemos un poema cantado, con la ilustre colaboración de Kim Larsen (Of the Wand and the Moon) . Se suceden así las voces rasgadas de Kim y Oliver sobre guitarra y trompeta junto con el glockenspiel, un instrumento semejante a un xilófono. Uno de los temas más notables del disco.


'Totentanzlied' con su batería marcial y dos profundas voces masculinas, cuenta con colaboración de lujo de Markus Wolff (Waldteufel).


'The Hawk' es otro punto fuerte del trabajo, con una etérea guitarra acústica y un ocasional piano acompañando al recitar de Oliver, con una voz de fondo femenina, angelical y lejana.

Sin duda alguna, un grupo a tener en cuenta en el futuro y de trayectoria que se puede augurar próspera, con la suficiente calidad, personalidad e idiosincrasia propias como para desmarcarse de otras bandas.
No tenemos ante nosotros un mero embalaje de ideas paganas, un cocktail de arreglos y sampleos bajo un pretexto eurocentrista, sino una filosofía vital propia y única que se apoya en un fondo musical brillante.

Citando nuevamente a Oliver en la despedida de una entrevista, "Cuando hay voluntad, hay un camino", y Sonne Hagal se está labrando el suyo propio y ha empezado a andarlo con paso firme.

Artículos Relacionados:
Artículos que también podrían interesarte:
Trabajo Comentado por: Fallschirmjäger  

Información Relativa al Artículo
Intérpretes: Sonne Hagal
Estilos: Neofolk
Nacionalidades: Alemania
Más detalles sobre:
Death in June

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú CDs } { Menú de Reseñas Musica }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }