Menu de artículos Mentenebre


Inicio
Reseñas Música
Reseñas Cine
Reseñas Literatura
Cronicas
Entrevistas
Reportajes
Calendario
Noticias
Fichas
 Estados Unidos 
Diciembre - 2019
L M X J V S D
01
02 03 04 05 06 0708
09 10 11 12 13 1415
16 17 18 19 20 2122
23 24 25 26 27 2829
30 31
Enero - 2020
L M X J V S D
01 02 03 0405
06 07 08 09 10 1112
13 14 15 16 17 1819
20 21 22 23 24 2526
27 28 29 30 31
Envia nuevos Eventos

Tienda MN
7.00€ Det++
 
 
 Ecos de tormenta, se acercan desde Hungria

Sturmast - "Ibis Redibis Nunquam In Bello Peribis"

 
MN Simple
MN Avanzado

 
Publicado
2008-04-14
 
Contundente y atronador, Sturmast presenta su apocalíptico primer disco que nos vestirá de uniforme para dar lo mejor de nosotros mismos en el campo de batalla
 

"Ibis Redibis Nunquam In Bello Peribis" es un trabajo de Sturmast editado en Cold Meat Industry (Ref: cmi175) en 2007.
Interpretado por Varga Gabor como cantante,teclados,programación,percusiones & Ákos Bodányi como percusionista & Erika Kürtösi como percusionista desde Hungría y navega entre los estilos Dark Folk & Martial & Industrial y tiene una duración de 35,34 minutos.
Enlaces Relacionados: Sturmast MySpace & Cold Meat Industry
Valoración: 9 sobre 10

      Sturmast - "Ibis Redibis Nunquam In Bello Peribis"La Sibilla en estado de trance, encomendándose a Apolo, ejerce como oráculo dando su predicción al soldado que se dispone a partir hacia el combate. "Ibis Redibis Numcuam In Bello Peribis". Con la ambigüedad de esta frase sobre el destino, Sturmast nos presenta esta su ópera prima, grabada entre el invierno del 2005 y el verano del 2006, y editada en el 2007 bajo el sello Cold Meat Industry.
Sturmast son un cuarteto húngaro que tocan un tipo único de Dark Folk influido por la música marcial e industrial y, lejos de ser una banda instrumental compuesta por una única persona que utiliza bucles de música clásica y sonidos de batalla juntos, Sturmast van más allá siendo un colectivo, con el reputado artista multidisciplinar Varga Gabor al frente (teclados, programación, percusiones, kaval, doromb y voz). La atronadora, imponente y dictatorial voz de Varga Gabor ya nos cautivará desde la primera canción, 'Solum Ipsum', con una frase que, una vez oída, se nos quedará marcada a fuego: "Én önmagam vagyok a világ, és a világok teremtöje", que se puede traducir por "Yo mismo soy el mundo y el creador de los mundos". La canción, inspirada por otro artista multidisciplinar como es el escritor y músico András László, abre el disco dejándonos la sangre congelada al darnos cuenta de la increíble fuerza de este grupo.
Músicos reales desempeñando instrumentos de verdad, por lo tanto, introduciendo así el viejo concepto de banda clásica a la escena marcial e industrial, haciéndose un hueco indiscutible entre los más grandes de la escena, ya no por su originalidad, al tratarse de una banda real, sino por la potencia y la fuerza de sus canciones. Su música contiene poderosos y eruptivos tambores en directo (toms, repicador, bass drum) con los cuales el propio Varga Gabor, Ákos Bodányi y Erika Kürtösi nos transportan al campo de batalla. Las notas atormentadas por el violín de Ági Gresz acompañan perfectamente con el cello de su hermana Anna Gresz y la guitarra acústica de Balázs Kiss, estos dos últimos, músicos invitados para este disco. A lo largo de las canciones encontraremos una selección de instrumentos folclóricos tradicionales (por ejemplo, kaval, la mandíbula arpa).
Sturmast - "Ibis Redibis Nunquam In Bello Peribis" Incluso los teclados son grabados "en directo" en cierto modo, y una parte considerable de los samples y los efectos especiales son realizados por la banda en sí. La absorbente atmósfera enlaza las composiciones que varían desde lo hipnótico al marchar monótono y repetitivo con sonidos experimentales cargados de odio, a la par que hermosos, llenos de melancolía delicada. Las letras varían desde el retrato de la lucha de lo histórico contra lo moderno, a canciones inspiradas en temas como el Rig Veda ('My prayer is my inner armour') o a los héroes húngaros caídos entre 1914 y 1956 (La increíble 'The Regiment is Departing'), siendo las letras en su mayoría en húngaro (a excepción de una canción en alemán), con traducciones al inglés en el elegante folleto del digipak.
Un disco indispensable para los amantes del género, convirtiéndose por méritos propios en todo un clásico, y el grupo, en una referencia a seguir.

Artículos que también podrían interesarte:Trabajo Comentado por: Choronzon  

Información Relativa al Artículo
Sellos: Cold Meat Industry
Estilos: Dark Folk & Martial & Industrial
Nacionalidades: Hungría
Más detalles sobre:
Cold Meat Industry

*{Derechos Reservados}*

{ Submenú CDs } { Menú de Reseñas Musica }

Valoración de los lectores
Usuarios Registrados
Lectores No Registrados

{ Envianos tu Opinión }